Publicar en MySpace

Transporte de VACAS Y TERNEROS
al MATADERO

El transporte desde las granjas es traumático para terneros y vacas, y “supone un estrés que influye de forma desfavorable en la salud, predisponiendo para la aparición de enfermedades, en algunos casos, con desenlace fatal para los animales” (2).

El transporte de vacas y terneros suele realizarse por carretera. La edad más frecuente a la que se les transporta a los animales de las granjas al matadero o a “granjas de cebo” es cuando tienen de 6 a 9 meses (1).

El transporte desde las granjas es traumático para terneros y vacas, y “supone un estrés que influye de forma desfavorable en la salud, predisponiendo para la aparición de enfermedades, en algunos casos, con desenlace fatal para los animales” (2).

Todo el proceso del transporte desde las granjas al matadero está pensado para no perder beneficios económicos en la producción de carne. No existe el menor atisbo de respeto hacia los animales. Aunque la industria ganadera publicita que se preocupa por el “ bienestar” de los animales, la verdad sale a la luz en sus propios informes: “el transporte de ganado es sin lugar a dudas la etapa más estresante y peligrosa en toda la cadena de operaciones entre las granjas y el matadero, y contribuye significativamente a las pérdidas de producción y al maltrato de los animales” (3).

Si se aceptan ciertas medidas para que las vacas y terneros (Y el resto de animales destinados a la alimentación humana) no sufran heridas o golpes en el transporte desde las granjas es para que la carne del animal no tenga un aspecto “oscuro” debido a las contusiones: “ la mayoría de daños que provocan grandes pérdidas en la industria ganadera podrían prevenirse, el productor se despreocupa a veces de los daños causados a la canal (4) por los golpes, porque solo se da cuenta después del sacrificio en el matadero. y lo más grave del caso es que el porcentaje más elevado de las contusiones corresponde a las zonas del cuerpo donde se encuentran las piezas de carne más valiosas (5)”.

Este criterio de máximo beneficio se lleva hasta el límite de ofrecer agua a las vacas y terneros (así como a todos los animales en el transporte al matadero) porque “ es bien sabido que los animales deshidratados presentan problemas para desollarlos y eviscerarlos (6), además de que la conservación de su carne es más difícil, por eso es importante dotar a los animales de abasto, que van a ser transportados al matadero o a granjas de engorde, en forma periódica con cantidades adecuadas de agua (7)”.

El estrés y trauma psicológico producido por el transporte a vacas y terneros es muy alto. Esto puede suponer perdidas económicas para la industria ganadera: “ el transporte produce "tensión" en los animales lo que se traduce en congestión de masas musculares y disminución de reservas de glucógeno. Si estos animales se sacrifican inmediatamente después de su llegada al matadero, darán carne de mala calidad; esto se debe a que las masas musculares no tendrán la acidez adecuada porque el sangrado será incompleto. Los cambios musculares que ocurren por el transporte no se normalizarán si no existe un período de descanso adecuado” (8).

Como se ve, el transporte desde las granjas al matadero resulta traumático para vacas y terneros, así como para los demás animales utilizados para alimentación humana. Aun así, la Asociación Nacional de Transportistas de Animales (ANTA) opina que “actualmente vemos como pueden prevalecer los intereses de la defensa de los animales, y que en ocasiones los grupos que representan estas ideas defienden perjudicar a los animales sobre el sentido común con tal de tener un protagonismo en los medios de comunicación, ya que siempre es mas fácil ponerse del lado de los defensores de los animales que aplicar cuestiones que se dan en el día a día, como son las cuestiones económicas, sociales y de transporte y esto no significa que se deje de pensar en la protección de los animales durante el transporte” (9).

FUENTES:

1 “ Infecciones Respiratorias Bovinas: Etiología, Epidemiología y Cuadro Clínico”. Javier Diéguez Casalta, M. Luisa Sanjuán Hernán-Pérez y Eduardo Yus Respaldiza. 2003. Unidad de Epidemiología y Sanidad Animal. Facultad de Veterinaria. Universidad de Santiago de Compostela. 

2 “ Estudio sobre la influencia del transporte en la mortandad de terneros de cebo en Castilla y León”. Fabiola Reques Gómez. Veterinaria del Cuerpo Nacional de Veterinaria. 2003. Para bajarte el PDF completo pincha aquí.

3 Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). “Directrices para el Manejo, Transporte y Sacrificio Humanitario del Ganado”. Para acceder a la página pincha aquí.

4 canal: término con el que se denomina en la Industria Cárnica al animal muerto, abierto en canal y eviscerado.

5, 7 Y 8 “Especificaciones para el Transporte de Ganado”. José Ignacio Sánchez Gómez. Profesor de Asignatura de Bovinos Productores de Carne, de la FMVZ, UNAM. 2006. Para bajarse el PDF completo pincha aquí.

6 eviscerar: Extraer los órganos internos del animal una vez muerto y abierto en canal.

9 Asociación Nacional de Transportistas de Animales (ANTA). www.anta-spain.com.